¿En quién confiar para organizar un viaje?

Cuando recae sobre tus hombros la responsabilidad de organizar un viaje, ¿cómo hacer para acertar? Pero, sobre todo, ¿en qué consiste acertar realmente? ¿En conseguir el mejor precio o en conseguir el más barato?

Quizás creas que es lo mismo pero no es así necesariamente. El mejor precio es aquel que presenta una mejor relación entre la calidad del servicio ofrecido y su precio. Un servicio barato pero deficiente en atenciones, en un autobús incómodo o careciendo de comodidades básicas, no es un servicio barato realmente, incluso podría considerarse caro en función de lo que ofrecen.

Por otro lado, un servicio de gran calidad, en un autobús cómodo y moderno, gozando de comodidades como bar o WC y con un servicio de guía profesional puede costar más dinero pero resultar más barato si se compara la calidad.

Acude a un touroperador de referencia

Lo mejor para no equivocarse es acudir a un touroperador con buena fama, con experiencia en este tipo de servicios y que se haya ganado un prestigio en la profesión. Un ejemplo de lo que decimos lo tenemos en una empresa como dcptour,  dcptour.com es un touroperadores de viajes en España con una gran reputación por la calidad de servicios que ofrece no solo a modo particular, sino también trabajando para empresas de viajes.

Cuando una empresa de viajes contrata un servicio como este su prestigio está en juego. El cliente que ha acudido a la agencia la felicitará si el resultado es bueno, pero la culpará si las cosas no salen tal como se habían prometido con independencia de que sea una empresa independiente la que ha ofrecido dicho servicio.

Por eso, no se la juegan y solo trabajan con aquellas empresas externas que saben que realmente responden y les darán el mejor servicio. Si la empresa de viajes confía en ellos, ¿no deberías de hacer tú lo mismo? Por eso, un truco para acertar es contratar un servicio que trabaje habitualmente para agencias de viajes.

Tu presupuesto detallado

Para evitar cualquier problema, al hacer el contrato del viaje debe de detallarse cuidadosamente qué es lo que se ofrece en el mismo estando excluido todo aquello que no esté detallado en dicho contrato.

Por eso no hay que dar nada por supuesto y hay que dejar claro todo lo que se desea y la manera en la que se desea para evitar errores.