Un 4×4 bien cuidado te lleva a todas partes

La clave para tener un vehículo en condiciones óptimas casi de manera permanente está en su constante cuidado, no se trata de ser obsesivo con el tema y hasta ver detalles en donde no los hay, pero si ser acucioso en el cumplimiento de los respectivos mantenimientos que correspondan.

Seamos sinceros, en ocasiones se sacan varias excusas para desplazar el cronograma de revisión del vehículo, que si falta de tiempo, dinero o por creer que nada sucederá si nos saltamos algunos mantenimientos. Pero la negligencia se paga tarde o temprano, por lo cual, ni siquiera es conveniente tomar ese tipo de decisiones.

Por simple lógica sabemos que el coste y tiempo demandado para hacer un mantenimiento preventivo será muchísimo menor que una reparación mayor, pero hacia allá vamos si tomamos muy a la ligera este asunto. Dejar de hacer algo preventivo por ahorrarnos dinero es contradictorio y aunque hay quienes afirman que no es necesaria tanta rigurosidad, lo cierto es que aquellos fieles a tal procedimiento dan fe del buen desempeño de sus vehículos.

Esto aplica para todo tipo de automóvil, pero cuando el mismo es utilizado en forma extrema, es decir, para realizar continuos viajes y más aún, bajo condiciones adversas, la recomendación es cuidar incluso fuera de esa programación. Lo prudente es chequear antes de cada aventura, reemplazar cualquier pieza que pueda poner en riesgo a los pasajeros y al cualquier otro alrededor.

La idea de pasear es desestresarse, divertirse a plenitud, por ello, todo lo que podamos hacer para evitar situaciones irregulares con el coche hay que acometerlo. Es verdad que los 4×4 están creados para sobreponerse a caminos agrestes, pero hasta cierto punto, además ellos responderán positivamente en la medida de que cada una de sus piezas esté en condiciones óptimas, para que en conjunto den el resultado esperado.

Ahora bien, la gran pregunta es cómo tener el vehículo a tono sin gastar tanto? Una opción segura es a través de los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos, mejor conocidos como desguaces. El inconveniente es que algunos que se hacen llamar como tal, no cumplen a cabalidad con las regulaciones legales estipuladas para la venta de piezas de segunda mano.

Una sugerencia oportuna es ubicar un directorio de desguaces, preferiblemente si es especializado en 4×4, como lo es www.desguaces4x4.net, ya que de esta forma se sabe que son negocios legales y que los repuestos serán los adecuados.